RUSIA 2018: PASÓ LA PRIMERA FASE

El gigante ruso tiene la posibilidad de mostrarle al mundo su aire europeo y asiático que lo convierten en un país de diferentes atmósferas culturales según las coordenadas geográficas que se exploren. Desde el desierto siberiano, gobernado por el blanco invierno eterno, hasta las ciudades de referencia mundial como San Petesburgo o Moscú, que conquistan a sus visitantes por su excelsa arquitectura, caracterizada por sus coloridas catedrales, sus imponentes edificaciones y sus amplias avenidas, diseñadas para que el ejército pueda marchar dentro de las ciudades. La sorprendente vida subterránea que tienen los rusos, sobre todo en Moscú, famosa por tener la línea de subterráneos que es una de las más extensas y más linda del mundo.

Los rusos son arduos competidores físicos, con grandes resultados en la historia de los Juegos Olímpicos, no tanto así en el fútbol, pero con seguridad competirán por organizar una de las mejores copas del mundo.

 

La primera fase ya llego a su fin y dejo muchas cosas para analizar. Nuevamente se volvió a repetir la eliminación del último campeón en la fase de grupos, en este caso Alemania; en los mundiales anteriores España e Italia repitieron la suerte teutona. Aunque sin dudas es histórico que los germanos sean eliminados en la primera ronda, ya que nunca antes habían quedado fuera en esta fase.

Más allá de las sorpresas que trajo esta primera parte, sin dudas este mundial de Rusia 2018 será recordado por la intervención de los Árbitros Asistentes de Video o VAR (por sus siglas en inglés)  una apuesta de la FIFA por lograr más justicia en los fallos arbitrales, imitando a otros deportes como el rugby. Hasta el momento ha marcado tendencia, sobre todo en la cantidad de penales cobrados. El mundial de Rusia, a esta altura, ya es el de más penales sancionados, superando al mundial de Francia en 1998. La apuesta de la FIFA por darle el papel protagonista al Fair Play ( Juego Limpio) también se ve reflejada en la manera en que se determinan las diferencias ante igualdad de puntos y goles, por primera vez la cantidad de tarjetas es influyente a la hora de determinar el posicionamiento de los equipos en las tablas de clasificación.

Aquella competitividad física rusa de la que hablamos, ha sido imitada por la gran mayoría de selecciones en esta primera fase. Algo, que indudablemente nos condujo a obtener un resultado en el cual el juego se vio superado por el rendimiento físico / táctico, por el que las decisiones de los entrenadores pasaron más por la dinámica o intensidad que por el funcionamiento futbolístico. Ahora comenzará otra etapa, otro tipo de mundial, sin dudas. Cada partido será una final, entramos en el “palo por palo”, esperemos que aquella amplitud que muestran las ciudades rusas sea para que en lugar de que marche el ejército, el fútbol desfile y el juego además de ser “limpio”, sea vistoso. 

Por Barrilete Cósmico